AMADEM es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja en la comarca desde hace más de 10 años con el objetivo de mejorar la atención que se les brinda a las personas que sufren alguna enfermedad mental.

     Que trabaja para ofrecer alternativas a la discriminación, a la marginación, al estigma y a la exclusión. Que trabaja para apoyar a las familias y para dar a conocer estas enfermedades que no se ven a simple vista, y que muchas veces provocan miedo, incomprensión y rechazo en el resto de la sociedad.
       La Salud Mental es un mundo complejo, que requiere de una atención que abarque aspectos sanitarios pero tambien sociales y jurídicos.
       Se está transformando la salud y la enfermedad en una mercancía, y en negocio la asistencia sanitaria a los ciudadanos. Significativamente también y con mayor incidencia en los servicios de Salud Mental.
       Se está empobreciendo y limitando la respuesta asistencial con efectos muy negativos. Se reducen significativamente las intervenciones psicoterapéuticas y las psicosociales, así como las condiciones adecuadas y suficientes para su ejercicio.
En la atención a la salud mental ha de revitalizarse:
       – la respuesta multiprofesional
       – la orientación asistencial comunitaria
       – y el trabajo psicosocial de prevención
– sin ignorar el abuso de la respuesta farmacológica como principal y casi único instrumento de atención
En cambio y como alternativa a todo esto:
    – Se potencia la estigmatización y la marginación de las personas afectadas y se anuncia el reforzamiento de las medidas de control y vigilancia mientras se reducen las acciones orientadas a la reinserción social. Todo esto en el nuevo Código Penal.
       La atención a la Salud Mental en la Comunidad Valenciana no es ni mucho menos la idónea, pero en la comarca de la Marina Alta podemos decir que es claramente insuficiente.
     Existe una grave carencia de recursos específicos de tipo social, hasta ser una de las comarcas menos dotadas de toda la comunidad.
       Actualmente también existe una empresa que gestiona la parte sanitaria de la atención (marina salud), que está practicando un modelo de psiquiatría del siglo pasado, eludiendo responsabilidades, buscando un aumento de beneficios a toda costa.
       Con una gestión clínica que ignora el valor de la actuación en salud mental comunitaria en materia de prevención, lo cual además de vulnerar los derechos de los ciudadanos de la comarca, incide en la calidad de la atención y en el coste fututo que supondrá. No solo hablamos de costes económicos, sino de evitar la cronicidad y el coste, social y humano, de estas enfermedades.
       Se carece de una estrategia de salud mental que defina un plan para hacer frente a la evolución de la situación. Se carece de Unidad de Salud Mental Infantil, de servicios de atención comunitaria, etc.
       Es por ello que queremos desde aqui animar a todos (familiares, usuarios, particulares, empresas, poderes públicos locales), a acercarse a conocer la asociación y la problemática del colectivo, a conocer el trabajo que se está realizando, y porqué no a sumarse al mismo.
Ánimo y muchas gracias
Ignacio Rodríguez
Coordinador de la Vivienda Tutelada.