DINÁMICA DE EMOCIONES EN LA ESCUELA

Una de las actividades de sensibilización que realiza la asociación Amadem, ONG por la Salud Mental Marina Alta, subvencionada por la Diputación de Alicante, se realiza con alumnado que está finalizando la etapa de Primaria y que van a pasar al instituto. Este año hemos estado con los niños y niñas de 6º de Primaria del C.P. San Vicente Ferrer de Teulada.

 

La finalidad es dar a conocer la Asociación, lo que hacemos y que tomen conciencia de la importancia de conocer las emociones y cómo les puede ayudar a desenvolverse mejor en su desarrollo personal y por ende, en todos los ámbitos de la persona. Escogemos este curso escolar debido a que aprendemos a “dirigir” nuestras emociones a partir de los diez o once años, aunque hasta los dieciséis años no llega la madurez, de saber prever las consecuencias de nuestras acciones y la capacidad de planificar con visión.

Cuidar la salud mental en la infancia y la adolescencia es trabajar la prevención, para que se conviertan en adultos con mayor capacidad de afrontar las adversidades y las situaciones complejas que se presentarán en sus años futuros. Esto debe hacerse desde todos los ámbitos de la sociedad: familia, escuela, administración pública, ámbito extraescolar,… facilitando la expresión de emociones, la identificación y el reconocimiento de ellas y enseñar a cómo canalizarlas de forma saludable.

Es muy importante reforzar esta práctica y no al contrario como todavía se cree en algunos ámbitos y con algunas formas de pensar, reprimiendo las emociones que se relacionan con debilidad del carácter y la personalidad, como es la tristeza y el llanto.

Durante las dinámicas se utiliza una metodología totalmente participativa por parte del alumnado, potenciando que sientan, experimenten y expresen sus emociones, realizando algunos ejercicios de dramatización y expresión plástica cuyo fin ha sido el reconocimiento de las emociones a través del personaje representado.  Con estos ejercicios utilizados en Arteterapia, se consigue que la persona exprese emociones y sentimientos difícilmente articulables con palabras.

Agradecemos la actitud del profesorado que valora e integra este tipo de actividades, como parte de sus contenidos curriculares y animamos a todo el equipo docente que dedique especial atención a las emociones, como una parte del aprendizaje para la vida, potenciando la autonomía de su alumnado.

 

Esther Escrivá Monzó

Psicóloga y coordinadora de Amadem