MUSICOTERAPIA EN AMADEM

Para los que todavía no conozcáis la Musicoterapia, ésta es una disciplina que utiliza de forma profesional la música y sus elementos (canciones, ritmos, instrumentos, expresión corporal, melodías, etc.) como una intervención terapéutica para mejorar el bienestar físico, social, emocional, comunicativo, intelectual, etc.  Debe tenerse en cuenta que el/la  musicoterapeuta es un profesional de la Psicología y de la Música. En cambio, para beneficiarse de la musicoterapia no es necesario tener conocimientos musicales.

Desde ya hace algunos meses, las personas usuarias de Amadem acuden a los talleres de musicoterapia. Es muy interesante realizar esta intervención con personas que padecen distintas enfermedades mentales, ya que pueden encontrar un espacio donde expresarse libremente sin usar la palabra y sin ser juzgados por su forma de actuar. Se  ofrece un espacio de confianza creado por el grupo, en el que tod@s somos iguales, mejorando así su autoestima. Además, a través de las dinámicas que se realizan, aprendemos habilidades sociales y comunicativas (escuchar activamente, esperar, hacerse respetar…) que les pueden facilitar su integración social.

En los talleres de musicoterapia realizamos actividades muy diversas, como por ejemplo: el Baile Libre, en el que cada uno baila como quiere la canción que suena; la Improvisación Musical y Vocal, en la que conocemos y tocamos diferentes instrumentos musicales así como la voz; Adivina la Canción, en la que, al sonar una canción, cada componente de la pareja debe ser más rápido que el otro en adivinarla; los Baños Sonoros, en los que unos nos regalamos música a otros tocando instrumentos y creando melodías; Pintamos la Música, en la que utilizamos artes plásticas como las acuarelas para pintar la música que está sonando (Ej.: Tchaikovsky).

Los beneficios de la musicoterapia son muy variados. A través de este tipo de dinámicas se entrenan distintas capacidades cognitivas como la atención y la concentración, la imaginación, la comunicación, etc. También disfrutamos de un ratito de relajación en cada clase lo cual ayuda al equilibrio emocional y, sobretodo y lo más importante, nos divertimos y nos reímos mucho.

 

ANNA MAS DOMENECH

Psicóloga y Musicoterapeuta