Aprovechando el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, desde AMADEM, queremos reivindicar el derecho de toda persona a un puesto de trabajo.

Respecto a la inserción laboral de las personas con trastorno mental grave, el objetivo principal, siguiendo el discurso de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, es reconocer el derecho de este colectivo a obtener un empleo digno, en igualdad de condiciones, implicando así, la libre elección en un entorno laboral que sea inclusivo y accesible a las personas con diversidad funcional. En este se establece que “el modelo de inserción laboral para personas adultas con trastorno mental debe asimilarse lo máximo posible al modelo de inserción laboral de la población en general y garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso y la permanencia en el mercado laboral. Haría falta que las personas con trastorno mental pudieran disponer de las adaptaciones que les fueran necesarias (de formación, apoyo y acompañamiento) para alcanzar el objetivo inserción”.

Durante este año en curso,  desde AMADEM ONG por la Salud Mental de la Marina Alta, vamos a poner en funcionamiento un programa de empleo para ayudar a las personas con TMG (trastorno mental grave), a formarse para el empleo y para la búsqueda activa de empleo, mediante una metodología individualizada enfocada, a la formación pre-laboral, búsqueda de oportunidades e inserción laboral, contando con apoyo, acompañamiento y seguimiento en cada caso.

Los objetivos que se persiguen son: aumentar y mejorar las capacidades de los participantes; posibilitar el derecho de las personas con problemas de Salud Mental a acceder y mantener un empleo; y crear sinergias en la red de recursos y/o organizaciones dedicados a la formación y la inserción laboral.

Desde AMADEM estamos trabajando para que un derecho fundamental como es el trabajo, sea accesible a todas las personas, independientemente, de su diversidad funcional.

 

Rosa Vicenta Miralles Guillem

Trabajadora social de AMADEM