La Salud Mental de los más jóvenes

Muchos problemas de salud mental tienden a aparecer al final de la infancia o al comienzo de la adolescencia. Según los estudios más recientes, los problemas de salud mental –en particular, la depresión–, constituyen la principal causa de morbilidad en los jóvenes.

El padecimiento de trastornos de salud mental, tiende a ir asociado a diversos problemas sanitarios y sociales, como un consumo más elevado de alcohol, tabaco y sustancias ilícitas, el embarazo adolescente, el abandono escolar y la asunción de conductas delictivas.

Existe un consenso cada vez mayor sobre el hecho de que un desarrollo sano durante la infancia y la adolescencia contribuye a una buena salud mental y puede prevenir problemas de salud mental.

Mejorar las habilidades sociales, la capacidad para resolver problemas y la autoconfianza puede ayudar a prevenir algunos problemas de salud mental, como los trastornos de la conducta, la ansiedad, la depresión y los trastornos alimentarios, así como otros comportamientos de riesgo, por ejemplo relacionados con las conductas sexuales, el abuso de sustancias o los comportamientos violentos.

En consonancia con el lema del Día Mundial de la Salud Mental de este año, ‘Educación inclusiva, salud mental positiva’, tenemos que pensar en una mayor implicación del ámbito educativo y de las instituciones en la prevención, detección y atención temprana de los trastornos mentales en los más jóvenes. Siempre abogando por estrategias de inclusión social para las personas con problemas de salud mental que incidan en la eliminación del estigma asociado a los trastornos mentales; desde Amadem, ONG por la Salud Mental Marina Alta seguiremos trabajando por más medios para la prevención del suicidio, y por mejorar la salud mental de toda la población, aunque especialmente de los más jóvenes.

 

                                                              Luisina Daives. Psicóloga Amadem