Calma, Quietud, Sosiego, Tranquilidad…

Antes de que el estado de alarma paralizara y cambiara el rumbo de nuestras vidas, antes de que un virus de origen incierto pero demoledor en sus efectos, pase a ocupar toda nuestra atención, preocupación y esfuerzos…otros eran los objetivos y el rumbo de nuestras vidas en general. Pero la ansiedad y el estrés, por ejemplo, ya existían, y ahora con todo el panorama que tenemos, solo se han acusado y agravado, llegando a convertirse en trastornos, dada la situación actual. Desde Amadem, ONG por la Salud Mental de la Marina Alta, trabajamos para que este tipo de problemáticas sean mas visibles, y se tenga información de que hacer o a donde recurrir ante cuadros de este tipo. Por esto, se tenia previsto para el mes de mayo y gracias al Ayuntamiento de Ondara , poder realizar una jornada: “estrés, ansiedad: reacciona”, en donde las personas participantes pudiesen adquirir información y algunas pautas concretas ante dificultades de este tipo. Resumidamente, seria transmitir la importancia de focalizarnos en nuestros pensamientos, trabajar esos pensamientos irracionales, o excedidos, y en su lugar, aprender a pensar de una manera más objetiva y real, y así lidiar contra estados ansiógenos o estresantes. Por otro lado las técnicas de relajación: respiraciones, visualizaciones, y algunas técnicas que pueden ayudar a relajar como masajes, taichí, yoga, etc. Y por último podríamos nombrar aquí al Mindfulness, que proviene de la filosofía oriental y sostiene la importancia de aprender y entrenar en el aquí y el ahora, meditar para poder conectarnos con el presente y dejar de estar siempre pensando en el después, en lo que vendrá. El Mindfulness se ha convertido en estos últimos años, en una gran herramienta de autocontrol, paciencia y tolerancia, grandes virtudes que escasean en estos tiempos. Cuando logramos dirigir nuestras ideas y pensamientos, cuando podemos aceptar y asumir quienes somos, así como nuestras debilidades y fortalezas, seremos seres libres y podremos gestionar de una manera efectiva nuestro mundo emocional. La ansiedad es una emoción, que en ciertas circunstancias ayuda y protege, como el miedo. Pero si no la dirigimos, controlamos y aprendemos a canalizar adecuadamente, puede convertirse en una emoción limitante y generadora de mucho sufrimiento. A veces será necesario recurrir a medicación, pero no nos olvidemos que actualmente ya se sabe mucho de complementos naturales, de lo que ancestralmente ya se usaba y conocía. Si aun con todo esto los síntomas de ansiedad y estrés persisten tenemos que recurrir a un especialista y no dejar que llegue a un estado avanzado, ya que el pronóstico será más complicado aun. Cuidémonos, que la Salud Mental es clave para poder tener satisfacción y plenitud en nuestras vidas. Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Ir arriba