Saber Pedir y Dejarse ayudar

Vivimos tiempos en los que se hace urgente e imprescindible cuidarnos, conocernos, observarnos y saber que sin miedos ni complejos, sin tabúes ni estigmas, tenemos que pedir ayuda cuando la situación lo requiera. Buscar tratamientos y dejarse ayudar, deberían ser directrices claves ante procesos en los que se pierde o se afecta la Salud Mental. Ante el sufrimiento o dolor emocional buscar esos apoyos que no solo tendrán que ver con la química y los fármacos sino volver a cada un@, desde el día a día y desde las actividades de la vida diaria como el descanso, la alimentación, hacer cosas o actividades que nos gusten y nos reporten placer, un sueño reparador, y por último unas relaciones satisfactorias con nuestro entorno y fundamentalmente con un@ mism@. Tenemos que aprender a afrontar situaciones estresantes, tener herramientas internas que nos permitan gestionar el estrés o la ansiedad, (que están al orden del día) de una manera óptima para un@ mism@. Desde Amadem, somos testigos de que cuando una persona sigue, más o menos, esta forma de vida centrada en lo personal e interno, formando parte de un grupo y de una sociedad, y atendiendo a todos los ámbitos de la vida de un ser humano, la recuperación es posible.

Serán tiempos en donde nos encontraremos con más casos de depresión, ansiedad, ataques de pánico, jóvenes con ideas suicidas, trastornos de la alimentación o consumos patológicos…este escenario tendrá que ver con múltiples factores, que van desde la biología y la personalidad, los acontecimientos sociales, económicos, políticos y sanitarios, como la manera en la que vivimos, y es aquí a donde debemos de ir, es aquí donde podemos focalizar nuestra atención e intentar realizar cambios y vivir de una manera más calmada y por supuesto, más saludable. Aun así puede que aparezcan síntomas de algún trastorno o dificultad en el comportamiento, dificultades afectivas o del pensamiento, y más allá de un tratamiento farmacológico, totalmente necesario en muchas circunstancias; tenemos que complementar con tratamientos psicosociales, centrados en el fortalecimiento de la autoestima y la seguridad personal, en el desarrollo de un auto-concepto fuerte y en la adaptación a un entorno saludable. Tenemos tarea por delante, pero no estamos sol@s en esto, somos much@s trabajando por la Salud Mental.

Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Ir arriba