¡La importancia de desconectar!

                               

«Necesitamos calma y contacto, no sólo para evitar o tratar la enfermedad, sino también para disfrutar de la vida»

Se llama ocio al tiempo libre que se dedica a actividades que no son ni trabajo ni tareas de casa esenciales, y pueden ser recreativas; es decir, aquellas actividades en las que ocupamos nuestro tiempo libre y no las hacemos por obligación. Cuando utilizamos el tiempo libre de esta forma, desarrollamos capacidades, favorecemos el equilibrio personal, enriquecemos nuestra experiencia, y por ultimo llenamos de sentido nuestra vida. El ocio debería devolvernos alegría, satisfacción, unión, percepción de libertad, y autoconocimiento. Todos estos valores motivan a las personas y nos crean sentimiento de pertenencia a un grupo y una sociedad. En salud mental el ocio va a fomentar: independencia en la vida de una persona; sus capacidades y valores como personas; su personalidad; lazos sociales; integración en una comunidad; ampliar las relaciones humanas; reducir el aislamiento; mejorar el bienestar; muy importante estimulara la motivación y la diversión; y por ultimo y súper importante promoverá la actividad física. Es necesario que existan espacios donde el ocio y el tiempo libre sean los protagonistas, esto junto con un descanso adecuado, ayudará a que nuestra salud mental permanezca en buen estado. Mientras estamos haciendo nuestras tareas diarias, ya sean en lo profesional o cuando cuidamos de nuestra propia familia, nuestra dinámica de pensamiento siempre está dirigida a situaciones futuras para ir resolviéndolas. Esto nos hace estar en estado de alerta que es el origen del  estrés. Cierto nivel de estrés puede ser hasta aconsejable para conseguir buenos resultados, pero no más. Entonces con el ocio conseguiremos poner nuestro pensamiento en la realidad actual y nuestro organismo responde de manera menos agresiva ya que no percibe la existencia de amenaza alguna. El deporte nos fortalece y genera endorfinas, las reuniones con amigos nos ayudan a desarrollar habilidades sociales y aumentan la autoestima, los trabajos manuales y las actividades artísticas promueven la creatividad. Esto es sólo parte de lo que el ocio puede contribuir a la salud mental.

Así que recordemos cuidar el ocio y así cuidaremos de nuestra Salud Mental.

                                                          Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Ir arriba