Prioricemos la Salud Mental

El pasado 10 de octubre, se festejó internacionalmente, el Día Mundial de la Salud Mental, a partir del lema: “Salud mental, una prioridad global”, elegido por votación popular, en la que participaron alrededor de 2.500 personas del colectivo de salud mental. El logo diseñado por Antonio Lorente, refleja las reivindicaciones históricas que los movimientos asociativos de la Salud Mental hacemos y que con la crisis del COVID-19 cobran mayor fuerza y relevancia y una necesidad urgente de sacar a la luz. En la imagen se han incluido algunos elementos representativos de la situación que estamos viviendo, como la mascarilla, transformada en pancarta como principal símbolo de acción reivindicativa. Esta pancarta está sostenida por las personas que, sobre una balanza equilibrada, (y este equilibrio es muy importante remarcar), apelan a la equidad y la igualdad de acceso a recursos. De un lado la sociedad civil y de otro, profesionales de distintos ámbitos (sanitario, social, educativo), imprescindibles en el trabajo por y para la salud mental. Tenemos que recordar la situación de desventaja en cuanto a recursos en Salud Mental en España, donde la ratio de profesionales de la Psicología Clínica por 100.000 habitantes, con 6, es tres veces inferior a la media europea, de 18 por 100.000 habitantes. Esto nos coloca en una situación de desventaja y precariedad, para poder hacer frente a los problemas y trastornos, dejándonos en un lugar de vulnerabilidad mayor aun. Desde Amadem, se han puesto todos los medios necesarios, y se continúa trabajando para paliar y minimizar los efectos de la pandemia sobre la salud mental de las personas. Situaciones de duelo, intentos de suicidio, miedo a salir a la calle, ansiedad, depresión, la sensación de vulnerabilidad por parte de las personas mayores y la soledad de personas que viven solas, la situación especial que han vivido las y los profesionales sanitarios, etc. Todas estas realidades marcadas por el nuevo escenario que tenemos, han venido a quedarse un tiempo más, pero estaremos preparadas las personas, para hacerles frente. 

Ahora necesitamos más que nunca la toma de conciencia por parte de la ciudadanía en general y el reconocimiento y apoyo de la administración pública. 

Ir arriba