San@s ¡física y emocionalmente!

El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. Se estima que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres tendrá cáncer en algún momento de su vida. Cada año se diagnostican en el mundo más de 14 millones de casos nuevos y la enfermedad provoca 9,6 millones de muertes al año. Con estas cifras, es muy probable que cualquiera de nosotr@s o alguien de nuestra familia tengan cáncer en algún momento de sus vidas. Se trata de una cuestión que nos afecta a tod@s. El cáncer no ataca solamente al cuerpo, sino también a la mente, y muchas personas pueden experimentar cambios significativos en su salud emocional. En estas situaciones, los sentimientos de miedo, depresión y ansiedad son comunes. Entonces, como es fundamental la detección temprana del cáncer, lo mismo sucede con los problemas de salud mental. Estudios determinan que tener algún diagnóstico o alteraciones en la salud mental mientras se vive con cáncer, puede empeorar el pronóstico; y que las personas con depresión pueden tener peores resultados relacionados con la evolución de la enfermedad. En estos casos, es posible que la persona disminuya la adherencia al tratamiento: asistir a terapia, consultas de revisión, así como mantener hábitos saludables (por ej., no realizar ejercicio o aumentar el consumo de alcohol o tabaco). Por todo esto es fundamental tratarnos o cuidarnos nuestra salud mental durante un proceso de enfermedad como un cáncer. Cuando hablamos de Salud Mental nos referimos al bienestar psicológico, emocional y social; es decir cómo nos sentimos, pensamos, actuamos y nos relacionamos con otras personas. Tener una buena salud mental puede mejorar los resultados médicos y la calidad de vida tanto del paciente como de la familia. Tenemos que contar con que habrá altibajos emocionales durante el cáncer y sentimientos o pensamientos negativos. El estrés, la preocupación y la tristeza son respuestas normales a una situación muy anormal. Buscar ayudar para nuestra Salud Mental no significa que algo vaya mal, sino que el apoyo nos proporcionara fortalezas para ayudarnos a pelear una batalla, en este caso, contra el cáncer.

                                                      Luisina Daives. Psicóloga de AMADEM

Ir arriba