La Adversidad que Une

El pasado 30 de marzo se celebro el Día Mundial del Trastorno Bipolar. Se escogió este día por el nacimiento del pintor Vincent Van Gogh, que fue diagnosticado, con posible trastorno bipolar. Con el objetivo de romper estigma y naturalizar la enfermedad.

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que se caracteriza por provocar en quien la padece episodios serios de manía y depresión, causa cambios drásticos en el temperamento y en el estado anímico de una persona. Existen dos tipos de bipolaridad, la Tipo I y la Tipo II, según las características de la enfermedad que presente cada persona.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 1 y el 2 por ciento de la población padece esta enfermedad. Por lo general, la bipolaridad comienza a manifestarse en la adolescencia o adultez temprana, es raro que se manifieste en la niñez o después de los 40 años. Además, las personas con trastorno bipolar tienen un riesgo particular de desarrollar otras enfermedades al mismo tiempo. Dos tercios de las personas que lo sufren también pueden sufrir trastornos de ansiedad, o tener algún trastorno por uso de sustancias. En el Día Mundial del Trastorno Bipolar cabe resaltar que existen diferentes tratamientos y se emplean tanto técnicas farmacológicas como psicológicas.

 Es una enfermedad muy compleja y limitante por lo que lo principal son las medidas, tratamientos y el conocimiento que se tenga de ella. En estos tiempos donde tod@s estamos afectad@s de una manera u otra, las personas con diversidad funcional mucho mas, y sin embargo queremos resaltar la gran capacidad, resiliencia, constancia y pautas a las que están ceñid@s, y por ende manteniendo una vida lo más saludable y satisfactoria posible. Desde Amadem queremos darles la enhorabuena a todas aquellas familias que con esta dificultad añadida, están respetando las normas y siguiendo las recomendaciones sanitarias al pie de la letra; así como también mantienen unas rutinas muy activas que desde la ONG les enviamos. Tenemos que aguantar un poquito más, soportar con paciencia y desde la calma, no están sol@s, ¡estamos junt@s en esto!

Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Ir arriba