Con CONCIENCIA llegaremos antes

¿Cómo deberíamos afrontar los nuevos cambios que se avecinan en relación a fases, salidas, trabajo, reuniones familiares, servicios en general? Sin ansiedad ni prisas, esta es una carrera de larga distancia. El otro día leyendo un artículo me pareció muy interesante pensar en una formula clave ante situaciones como esta, las “3P “: ¡Paciencia, Prudencia y Parsimonia!

La Paciencia se define como la capacidad de padecer o aguantar algo sin alterarse demasiado, y por otro lado saber esperar cuando algo se desea mucho. La Prudencia nos habla de cautela, moderación, sensatez…y por último la Parsimonia tendrá que ver con la templanza (palabra que por cierto me encanta) lentitud o sosiego, frialdad emocional… a estos ingredientes le podríamos agregar la Solidaridad, que nos llevara a pensar en las otras personas y por último la Humildad, gran virtud…nos enseña a reconocer las limitaciones y debilidades de cada un@ y obrar en consecuencia. Esto no ha hecho más que continuar, y aunque en ciertos aspectos hayamos retomado antiguos hábitos, seguimos en peligro, el riesgo continúa y ahora con una amenaza aun mayor, que es volver a confinarnos, cerrar, caer, morir….

La inteligencia emocional nos enseña justamente a utilizar nuestros sentimientos: tristeza, rabia, enfado, frustración, alegría, paz en nuestro beneficio, es decir, utilizarlas de una manera que nos den buenos resultados, que nos permitan obtener logros, avances. Seamos inteligentes emocionales y no nos dejemos llevar por las emociones, por el miedo, por la ira; sino que las utilicemos para llegar más rápido a lo que queremos conseguir, a nuestra meta.

El colectivo de Salud Mental, en general, nos ha dado una gran lección de todo lo que he dicho antes, han podido y han sabido hacerlo correctamente. Todo este tiempo confinad@s, manteniendo rutina y pautas saludables, pidiendo ayuda o apoyo cuando la situación les desbordaba…y así hacia adelante, siempre hacia adelante. Vamos a ¡imitarl@s! vamos a aprender de las personas que con cierta diversidad funcional entienden, se adaptan y sobre todo ¡respetan al resto de la sociedad!

Luisina Daives. Psicóloga de AMADEM

Ir arriba