Pura Vida entre Naturaleza y Animales

Este pasado sábado, tuvimos la maravillosa oportunidad de acercarnos al «Rancho Pura Vida», un centro de acogida de seres, especialmente animales, que necesitan una segunda oportunidad, siendo un punto de encuentro para realizar actividades de concienciación medioambiental y desarrollo personal. La actividad consistió en visitar el rancho y conocer los animales que viven ahí, algunos porque han sido maltratados o abandonados. Desde aquí se puede encontrar un nuevo hogar donde se les quiera, cuide y valore, ya que los animales son una fuente grandísima de compañía, amor y fidelidad. Nuestr@s chic@s de AMADEM pudieron experimentar el darles de comer, observarlos y compartir con los animales del rancho una mañana diferente, cargada de amor, risas, aire libre, y sobre todo, la vida desde la naturaleza pura. Son numerosos los estudios que ya evidencian los beneficios que las mascotas tienen sobre la salud mental de las personas. Hace poco tiempo se consiguió demostrar como tener un perr@, un gat@, o un hámster, entre otr@s, aportaba beneficios sobre los problemas mentales a largo plazo. Ya no solo problemas comunes por los tiempos en los que vivimos, sino alteraciones más duraderas en el tiempo. Los animales nos ayudan a mantenernos estables y activos física y mentalmente. Cualquier mascotas al final, nos ayudara a manejar mejor los sentimientos y proporcionan una poderosa distracción del estrés que conlleva en sí, el día a día. Por otro lado, también resulta útil para reforzar la actividad física, al caminar o pasear a nuestr@ perr@, como así también el socializar e interactuar con otr@s dueñ@s de mascotas. Las emociones negativas, como la tristeza, o el abatimiento, encontraran en una mascota o en la relación con los animales y la naturaleza, grandes barreras, ya que esto último nos devolverá vida. Y por ultimo diferentes estudios han demostrado que cuando se acaricia a un animal doméstico, el cuerpo libera oxitocina, una hormona que tiene un efecto calmante en el cerebro, ya que reduce el estrés y la ansiedad, y también hormonas que nos hacen sentir bien como la serotonina y la dopamina, y la reducción de los niveles de cortisol, la hormona del estrés. ¡Vamos a disfrutar del aire libre, la naturaleza y los animales!

Luisina Daives. Psicóloga de Amadem

Ir arriba