Patología Dual: Dos Problemas a Abordar.

Una vez más, la coexistencia de falta de Salud Mental y una adicción, nos deja una muerte que seguramente se podría haber evitado. Hace un par de semanas, un joven artista, y famoso, ha aparecido muerto en su residencia en EEUU, y aunque aún las causas de su muerte no están del todo confirmadas, se baraja la posibilidad de una sobredosis farmacológica, a causa de sus diversos diagnósticos en Salud Mental. Esto nos plantea el caso, lamentablemente muy común, de la presencia de dos patologías, una enfermedad mental y una adicción, lo que se llama “Patología Dual”. Tema complejo y que requiere de un abordaje interdisciplinar; es decir, psiquiatría, psicología, [email protected]/[email protected], para reaprender, a nivel de rutinas y actividades de la vida diaria, una nueva forma de vida; basada en la salud física y mental. Cada vez se naturalizan más los consumos, o mejor dicho los abusos de sustancias, y de alcohol en nuestra sociedad. Además, actualmente vivimos la era del juego, apuestas, o usos problemáticos de redes sociales, hemos aumentado tremendamente el riesgo de padecer adicciones sin sustancias. Cualquiera sea el tipo de problemática en el uso o abuso, estaremos desencadenando en nuestra salud mental un torbellino de sintomatología o signos que nos llevaran a la angustia y a un dolor profundo, a una mala calidad de vida. Podemos experimentar desde ansiedad, irritabilidad, insomnio, alteraciones en el apetito, falta de energía y motivación para afrontar cualquier cosa en nuestro día a día, hasta una personalidad caracterizada por cambios e inestabilidad. Los consumos excesivos pueden disparar ciertas patologías que están dentro nuestro, cuando hay una predisposición genética, están de manera latente, y que a modo de gatillo harán para que “todo salga y se manifieste”. Por todo esto, son tan importantes los hábitos y la forma en que decidamos vivir: qué comemos, cuánto nos movemos, cómo dormimos, los consumos: alcohol, tabaco, sustancias; como nos relacionamos con las nuevas tecnologías: televisión, Tablet, móviles, y aquí con las redes sociales, así también como con los juegos online, etc. De manera muy importante, la calidad de nuestras relaciones sociales y nuestros lazos afectivos, si somos capaces de establecerlos, cuidarlos y alimentarlos. Y, por último, si podemos parar, respirar, meditar, y conectar con nuestro entorno. Empecemos pronto con esta forma de vida, empecemos por promulgar estos hábitos, sobre todo en las personas más jóvenes, que sean capaces de acercarse a la salud, sus cerebros y sus vidas, lo requieren.

Luisina Daives. Psicóloga de Amadem.

Carrito de compra
Ir arriba